feb 1, 2010

Enviado en Beneficios del Yoga | 5 Comentarios

Yoga. Camino de afuera hacia adentro

Cuando empezamos a hacer Yoga ya sea por probar o por algún malestar físico o emocional, generalmente empezamos haciendo sólo las posturas, ya que es lo más conocido del Yoga. Sin embargo existe todo un proceso descrito por Patanjali en la filosofía del Yoga que nos hace conscientes y afecta nuestra vida cotidiana de afuera hacia adentro.

En el método de Yoga Iyengar empezamos haciendo posturas básicas y sencillas para conocer lo más burdo y externo de nosotros: el cuerpo físico.

En Yoga Iyengar pensamos que para conocer bien lo más profundo de nuestro ser, primero debemos conocer y controlar las capas externas.

Cuando realizamos las posturas o ásanas, uno se da cuenta de que ese nivel físico no se conoce tan bien como se creía, ya que a veces uno no es capaz siquiera de abrir todos los dedos de los pies, o de mantener a voluntad las rodillas elevadas.

Conforme vamos logrando un mayor dominio de las diferentes partes del cuerpo físico, también vamos reconociendo sensaciones que vienen de un poquito más adentro, sensaciones del cuerpo interno que nos informa y que nos permite diferenciar – “si hago tal o cual postura, puedo sentir que respiro mejor, si hago aquello de tal manera, comprimo mi abdomen y no me siento bien y si lo hago de esta otra siento que se despeja mi cabeza…….” así, aprendemos, sentimos y entendemos como funciona nuestro cuerpo, por auto exploración.

Una vez que hemos profundizado durante la práctica , empiezan a surgir cuestionamientos o percataciones del mundo mental o emocional que provienen de capas más profundas que nos constituyen.

Preguntas como : ¿por qué me siento cómodo en este lugar y en el otro no?, ¿Por qué tal o cual postura no me gustan?,¿Porqué me da miedo esta otra postura?, ¿Porque esta me da tanto placer?, aquella maestra me cae bien, me frustro si no me sale la postura a la primera o me da flojera ir siempre a la clase. Estos cuestionamientos,sensaciones, y el percatarse del mundo interno son el surgimiento de Pratyahara, el tercer pétalo del la filosofía del yoga que significa introspección o mejor dicho llevar los sentidos hacia dentro.

Cuando vemos que los pequeños periodos de las clases nos hacen sentir bien tanto física como mentalmente los vamos extendiendo cada vez más a la vida cotidiana, siendo conscientes del ambiente en el que estamos y en continua comunicación con nuestro mundo interno que nos reporta lo que sentimos, lo que necesitamos y lo que queremos.

Las ásanas o posturas son el medio por el cual el yogui comienza el viaje de autoconocimiento a través de las dos primeras ¨capas¨ o ¨envolturas¨ corporales. La primera: el cuerpo físico y la segunda el cuerpo fisiológico, ambas comprensiblemente interrelacionadas , después continua este viaje a capas más profundas con el estudio de la filosofía del yoga como disciplina práctica.

La filosofía del Yoga según Patanjali describe el proceso o método de este viaje interno y trata de responder las preguntas vitales e importantes sobre el origen de la vida, la muerte, el universo y nuestro lugar en él.

El principal conocimiento filosófico que se pretende obtener es acerca de nosotros mismos, desde cómo funciona el cuerpo hasta como funciona la mente para poder trascender y comprender el alma individual y universal, de afuera hacia adentro.

A medida que nos vamos conociendo a nosotros mismos, en los diferentes niveles y entendemos que los demás seres están hechos de la misma materia que nosotros, podemos entender lo que nos rodea hasta llegar a un punto de comprensión de todos los seres y cosas del Universo como si fueran uno mismo.

468 ad

Dejar una respuesta

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word